Etiquetas

, , , , ,

¿Cuántas veces has pensado que tus días necesitan una hora más? Te voy a dar cinco pautas para conseguir esa hora que te falta sin quitarte ninguna de tus tareas.

1. Haz muchas cosas que te motiven mucho
Cuantas más cosas haces, más puedes abarcar.

Recuerdo cuando mi pareja y yo decidimos coger un cachorrito hace 5 meses. Lo primero que oí fue: “pero si andas a mil cosas, no tienes tiempo para eso!” La realidad es que le saco 2 ó 3 veces al día y juego con él sin penalizar el resto de actividades. Se puede trabajar, hacer cosas en casa, tener perro, practicar deporte, leer, mantener a los amigos, estudiar idiomas, llevar un blog y que tu pareja te soporte (esto último tengo que confirmarlo).

Todo se basa en la máxima de que cualquier tarea se extiende en el tiempo hasta llegar al límite del tiempo disponible para realizarla (si tienes 10 horas para hacer un informe, usarás 10 horas o más). Cuanto más reduzcas ese límite de tiempo, más eficiente serás y más cosas te entrarán en el mismo espacio de tiempo (si te dan 6 horas para hacer el mismo informe y te juegas el puesto, lo harás en 6 horas).

2. Prueba a hacer dos cosas a la vez
No es sólo cosa de ellas. Imagina que quieres aprender inglés pero no tienes tiempo para academias y además te gustaría aprender inglés del de verdad, es decir, del que hablan americanos, ingleses, canadienses… OK, ¿qué tal si te descargas alguno de los miles de podcasts para aprender inglés que andan por la red? Para hacer el oído lo mejor es escuchar.

¿Crees que no tienes tiempo para escucharlos? Prueba a escucharlos mientras trabajas en el gimnasio. Matarás dos pájaros de un tiro. La sesión se te hace más amena y estudiar inglés también!! Todo es mejor: inglés + gimnasio más agradable y en la misma hora. Resultado: acabas de ahorrar 1 hora. Que no vas al gimnasio, pues escúchalos mientras paseas al perro. Si no tienes perro, ni haces deporte o simplemente pasas de estudiar idiomas, igual ni necesitas poder hacer dos cosas a la vez, así que mejor pasamos al punto 3.

20130528-011658.jpg

3. Organízate
El domingo deberías ser capaz de decir cómo va a ser la semana siguiente con un 90% de precisión. El truco está en pararte 15′ a pensar y en llevar bien la agenda. Ojo, también te digo que estés muy abierto a las sorpresas de la vida, a las cañas con un amigo que hacía tiempo que no veías, etc. Pero para eso está ese 10% restante. 2 horas diarias me parecen incluso demasiadas para los imprevistos, más si te quejas de que no llegas con 24 horas.

Una cosa es dejarte sorprender positivamente por las sorpresas que el día a día puede ofrecerte y otra muy distinta es dejarte arrastrar sin rumbo día a día. Márcate objetivos mensuales, semanales e incluso diarios y organízate para lograrlos. Prohibida las excusas.

4. Apaga la TV
Este es el mayor agujero negro de la historia. Con control aporta, sin control destruye. Si quieres engullir contenido audiovisual de calidad, engánchate a TED o a webinars, no a GH14 o a cualquier serie de zombies. Las charlas de TED son excepcionales, reflexiones de personas como tú y como yo que un día decidieron hacer que las cosas sucediesen y hoy son referentes en sus áreas.

Además, exponiéndote a contenido multimedia de calidad, ahorras tiempo en leer libros. La web te ofrece contenido fresco, reciente, cambiante como el escenario en el que estamos. Aprendes de los mejores y contado por ellos mismos. Más cómodo y más información que leyendo lo mismo en un libro. Y como eres valiente y quieres sacar ese tiempo extra de donde sea, sácale más rendimiento a tu rato de pantalla y ¡escúchales en inglés!

5. Hazte un blog
Un blog requiere exigirte, ser crítico y constante. Además es una buena forma de dejar fluir tu creatividad. Es una oportunidad como nunca antes ha existido de lanzar tu mensaje al mundo, de firmar tu propia voz!.

Internet te ofrece llegar a miles de millones de personas, gratis y de forma instantánea. Es increíble, aunque lo veamos tan natural en 2013. Además, un blog te ayudará, como el deporte, a ejercitar tu autodisciplina y poder afrontar el resto de puntos con más seguridad. Es más fácil responder cuando tienes gente detrás esperándote. La presión ayuda a los buenos.

¿Qué haces para ahorrar tiempo y llegar a todo?

Anuncios