Etiquetas

,

Terrorista: el que domina por el terror.

Sabéis que soy del equipo de los optimistas. Creo firmemente en los efectos positivos de poner buena cara ante la vida y afrontarla como lo que es, un regalo. Sin embargo, del mismo modo que ser justos no es dar a todos lo mismo sino a cada uno lo que se merece, ver la vida con optimismo no es sonreír y poner buena cara ante cualquier cosa que te ponen delante.

Hace unos días salió a la luz la declaración del indecente diputado de turno que dijo pasarlas canutas con los 5.100€ al mes que gana. No era mi intención tratar este tema, porque sólo de pensarlo me enervo, pero no he podido pasarlo por alto. C. Ronaldo dice que está triste y la gente se le echa al cuello (con razón) porque es un privilegiado con 36M€ de ingresos anuales. Al menos, CR genera ingresos a sus patrocinadores y está entre los mejores del mundo en su profesión. Lamento desvelar que esto no sucede con los políticos que nos gobiernan. Estos incompetentes cobran de 5.000€ a 15.000€ al mes por ¿trabajar? para la sociedad española y, sin embargo, no veo que se arme tanto revuelo como con CR. Si nos ponemos irónicos, sí que se lo curran, y mucho. A saber: nos ahogan a impuestos, nos bajan ingresos, nos piden (por nuestro bien) un sacrificio tras otro y además ¡van ellos de víctimas! Que si yo no quería, que te prometí que no te iba a subir los impuestos pero me obligan desde Europa, que yo también lo paso mal para llegar a fin de mes…

Yo no os creo. A mí me podéis mentir, pero no me engañáis. Me dais asco. Por mentirosos, porque ponéis cara de pena pero a través de vuestros ojos vemos el símbolo del euro dando palmas. Porque no tenéis un mínimo de decencia, vergüenza o conciencia que os impida lucraros de forma desmedida mientras desahuciáis a vuestra votante que cobra 650€ y tiene hipoteca y dos niños. Porque sois terroristas. Sí, terroristas. No hacen falta armas para sembrar el miedo. Basta de eufemismos, vosotros matáis familias. No os mancháis las manos, no os ponéis una capucha; vestís de traje y corbata, pero dejáis a familias en la calle, sin hogar, sin comida, a merced de la solidaridad de los que estamos a su alrededor. Y vosotros con unos “míseros” 5.100€ al mes. Hay que ser hijo de puta sin escrúpulos. Perdón por la expresión.

Yo sé de quien ha tenido que recurrir a Cáritas para comer, porque vuestras medidas “inevitables” nos ahogan. Mientras, vosotros os acercáis a fichar, cobráis 3.000€ extra por ser miembros del Congreso y os vais a cenar al Asador Donostiarra en taxi con vuestra secretaria y guardaespaldas y todo, pagado por los mismos que recurrimos a Cáritas. Pues sospecho que no os va a durar mucho el chollo, porque la sociedad no va a poder aguantar mucho más así. O nos ahogamos todos de la mano o empezamos a pelear cada uno por nuestra vida, caiga quien caiga. Ya conseguimos acabar con unos terroristas que eran fácilmente identificables. Vosotros también lo sois y también caeréis. Lo vuestro es terrorismo financiero. Terrorismo político. Nos hacéis creer una verdad para seguir metiendo dinero en vuestros bolsillos a costa de nuestro miedo. Conseguís que el joven preparado, con licenciatura, idiomas y ganas, sueñe con un pseudo-contrato de 900€/mes porque “con lo mal que está todo…” ¡Y una mierda! Está cada vez peor para los que menos tenemos y mejor para los que os repartís el pastel.

20120906-173959.jpg

Lo jodido del tema es que haya insensatos con el seso comido que os sigan votando y defendiendo. Mira que estamos cansados de ver impresentables como el señor Montoro, que pide un sacrificio y austeridad al pueblo español cuando el fulano cobra casi 90.000€ netos al año, de los que no tiene que tributar un duro (incluyendo ahí los insignificantes 1823,86€/mes por alojamiento a pesar de tener tres casas en propiedad sólo en Madrid). Pero, cuando Dios repartió la vergüenza, ¿tú dónde estabas? Con tu insostenible ayuda por alojamiento tenemos para 3 sueldos mínimos. Con políticos como éste también nosotros vamos a terminar pidiendo sacrificios, pero más de uno, porque calaña como ésta la hay a patadas y por eso el país está como está. Y (por darle bola al protagonista) va el tonto a las tres del diputado gallego y dice que las pasa cánutas con 5.100€. Hay que ser entre sinvergüenza e idiota.

Lo lamentable es que, con estos casos al aire, todavía nos quieren meter en la cabeza la eterna película de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que hemos gastado más de lo que podíamos. No. Rotundamente no. Que ha habido gente que; engañada, alentada o cordialmente ayudada por su entidad bancaria, se ha endeudado hasta las cejas con un sueldo normalito, seguro. Que esos ciudadanos, ahora cogidos por las pelotas por esos mismos bancos, no tienen la culpa de como esta el país, también. Cuánto politicucho; y cuántos de ellos sin ningún tipo de preparación ni mérito más allá de ser amigo de, hijo de o yerno de, ha mangado a sus anchas en este país. Cuánto ‘Caso Malaya’, ‘Urdangarín’, ‘Gürtel’, ‘Botín’ o Bankia. Cuántos de esos ladrones de traje ocupan altos cargos (con retribuciones de estrella de fútbol) en grandes empresas de sectores que ni controlan ni les importa, ya que es un simple y asqueroso favor devuelto. Por favor, no me tomen por imbécil y me hagan creer que la culpa es del albañil que se compró un BMW aprovechando la hipoteca de la casa.

Termino con el lema de un nuevo grupo político que en su pancarta reza: “No somos ni de izquierda, ni de derecha. Somos los de abajo y vamos a por los de arriba”. Salud!

Anuncios